CONVERSACIONES CON EL OTRO
por Carlos Rossi

Se me pide que arme la trama de este número de Conversaciones con el otro en la forma de un Editorial. El término remite a producir y hacer público. Imagino que se busca la producción de algo del deseo de leer. Asumo ese deseo y lo hago mío cuando en realidad no tengo la menor idea del por qué se me pide lo que se me pide. El deseo del deseo es la forma en la que ubica Lacan – con Kojeve – la estructura misma del castillo cuyo dueño esconde la llave de sucesivas puertas que a su vez ocultan la trama y la urdimbre de ese objeto que se fuga – lo que el llama “mi único invento” – y que hace a la estructura misma de la causa en psicoanálisis: la histeria.

 

¿Se agota el deseo de leer? Cuando un análisis llega a su fin se produce una pausa efecto de una satisfacción y de la escritura que anota un “ya leído” al menos en una región de la traza invisible que ese objeto causa ha marcado en la singularidad de cada ser-hablante. Hacer publico este camino, mostrar las cartas, las anotaciones, los tropiezos y las señales que nos han conducido por los senderos del querer-saber sobre lo que se escapa – querido lector – es lo que encontrarás en estas escrituras de algunos cuyos deseos te encuentran porque te buscan.

 

En este número se agregan tres secciones nuevas y una pieza suelta.

Cuales y por qué.

Cronopios, donde se le da lugar a la palabra de los más jóvenes, porque el deseo no tiene edad y Federico Perla lo demuestra, Por amor a la palabraen este caso a la cancionista Paula Neder – porque la palabra deambula entre el arte y el psicoanálisis y por último un preciso y orientador Horóscopo Psicoanalítico, porque el humor es una de las formas de atreverse a convivir con la subjetividad de esta época. ¿La Pieza suelta?: Frases. Que a Leonardo Dolengiewich – su autor – se lo escuche en su texto. Porque anticipar algo reintegraría la pieza a la máquina.

 

Entonces, te buscan, ahora, haz lo tuyo como mejor te resuene, porque fatalmente se trata de eso: no hay más clave que la de seguir agotando el camino de la resonancia que produce el buen saber y que conduce hacia la transformación de ese deseo neurótico en eso otro que llamamos deseo del analista recordando la felicísima expresión de Jacques-alain Miller cuando escribe que un analista está ahí, justo en el lugar de editor de los dichos de su analizante.

 

 


CARLOS ROSSI

Psicoanalista, AP, Miembro de la EOL y de la AMP
Docente del IOM2
Guitarrista insistente, lector fanático de Cesar Aira, seguidor del Racing Club, responsable del Grupo de Facebook La_Falta_que_Me_Hace y muy de acuerdo y entusiasmado con la expresión “Elevar lo humano a la dignidad del sujeto. Podría ser una expresión de nuestra ética” de Eve Miller-Rose.