ENTREVISTA A INTI PUJOL
por Marcelo Valenti

PERFORMANCE: EL CUERPO COMO ACTO VITAL DE TRANSFERENCIA

Una esquina que no mezquina donde entre un tropiezo y otro se produce un encuentro.

En las últimas décadas ha cambiado definitivamente la forma de entender el arte, estamos inmersos en la contemporaneidad, sin que logremos definir exactamente en qué consiste en el campo del arte – por qué, nos preguntamos, fijar un conjunto de rasgos q solidifiquen los aspectos del fluir desorganizado del presente, podemos, tentativamente, considerar sus síntomas. Síntomas, no rasgos de estilo, que dan un giro tanto en lo estético, lo filosófico, lo epistemológico, y por qué no lo psicoanalítico, después de todo el arte nos lleva la delantera. Es verdaderamente contemporáneo aquel que no coincide perfectamente con su tiempo, ni se adecua a sus pretensiones, inactual si se quiere, pero justamente por eso, a partir de ese alejamiento y ese anacronismo, es capaz de percibir y aprehender su tiempo, es pues, una relación singular, metiéndose en sus problemas, en lo que no anda, tanto en relación con los lenguajes, las estrategias de comunicación, la diversidad de los materiales, como con los nuevos modos de expresión.

Nos convoca para esta nota el enfoque sobre el cuerpo visto desde el arte contemporáneo y su relación con el psicoanálisis. Inti Pujol, egresada de la Facultad de artes de la UNCUYO,  con una vasta trayectoria en Perfomances,  tanto a nivel  nacional  como en Brasil, Bolivia, y Colombia, nos cuenta con su poética precisa sobre los alcances , problemáticas y símbolos que in-tervienen y se (des) articulan .  En ese acto de trasferencia a través del cuerpo trasmitiendo un saber social y de memoria. Cada acto perfomático tiene lugar en un espacio y tiempo designado, incluyendo la posibilidad de cambio en el espectador que con la simple mirada o con la intervención de su cuerpo a veces, es causado de otro modo por este hecho artístico.

 

1. ¿Qué entendés por perfomance y su relación con el arte contemporáneo y las nuevas expresiones artísticas?

La performance habilita una mirada sobre el cuerpo, individual y colectivo, mediante la cual podemos identificar qué es lo que está sucediendo a un cuerpo, cuáles son las situaciones en las que éste queda implicado – en muchos casos la violencia tiene una forma clara, visible que se hace presente y es una evidencia que muestra una dinámica- la forma en que se instalan normas desde que nacemos muchas veces son identificadas con la violencia, desde los conflictos con la libertad de género, hasta el desplazamiento forzado de poblaciones enteras. El arte de acción y la performance no solo toman como material estas situaciones, sino que PONE EL CUERPO AHÍ DONDE LAS SITUACIONES VIOLENTAS SON EVIDENTES, SEA EL STIO ESPECÍFICO QUE SEA.  En una época donde la palabra fluye y queda obsoleta atada al poder de la imagen, la cual que a su vez es desechada como si fuera un fast food simbólico, el cuerpo pasa a ser una realidad que es compleja de habitar ya es lo permanente, es la morada.

 

2. La mediatización de ciertas performance, como la tan prestigiosa Marina Abramovic, (considerada la precursora nivel mundial)  y  Lady Gaga, desvirtúa para vos el hecho performático. ¿El cuerpo  adquiere otra significación que puede rozarse con lo banal e insignificante?

”Que Abramovic haya ingresado a los medios masivos, y que en ellos haya representado con elementos lo que años atrás constituyeron otras performances, confundiendo los taquilleros números, con el éxito de la difusión y democratización del arte de acción, no significa que lo que ha sido transmitido con millones de visitas a YouTube sea verdaderamente acercarse al lenguaje del arte de acción; así como también no hay por qué pensar que lady gaga hace performance porque decidió tomar talleres con Marina A. Hoy el termino performance ha devenido en propaganda en recurso para bienales, la puesta marcha del show performático, en la mayoría de los casos, los performanceros están virando de producir sentido y preguntas a producir imagen icónica repetible, la vieja y querida estampita pop, cada vez los ve más cerca del disfraz del tableau vivante. ¿Qué sentido tiene una performance dentro de un museo cuándo ésta no se pregunta por este espacio, por su función por qué hace un artista poniendo el cuerpo ahí? En cambio, de eso se aloja una performance dentro de un museo, es curada seleccionada pasada por el tamiz de la norma de habilitación museal. Esta situación de habilitación institucional vuelve la potencia crítica de la performance una simple acción normada, la performance se comporta como arte no como dispositivo de reflexión y acción, podríamos decir que solo falta colgarla de una pared. Si pudiera le preguntaría a Marina A. que piensa hoy del sitio específico como elemento constitutivo de una acción. No es casualidad que en la pregunta anterior lo que está puesto en juego es la palabra, en este caso diría yo que la palabra “performance” ha mudado sus horizontes y esto implica cierta rispidez dentro de los ámbitos que aún conservan una elección fuera de los componentes del show, de la imagen consumible y desechable, la performance no es un acto efímero es un acto de transferencia, se instala en la memoria y es pregunta resuena en el cuerpo. Volviendo a Marina A y Lady Gaga creo que el compromiso de esos cuerpos hoy es ser deseados y consumidos, lo que deja a los espectadores en el lugar de meros consumidores de una imagen que exige ser renovada más que comprendida.

El sentido de la máscara es que, bajo esa máscara, puede haber cualquier cara de cualquier cuerpo que quiera empoderarse y que esté dispuesto a cuestionar el poder.

4- Es habitual en tus perfomances que utilices máscaras. ¿Qué signicado le otorgás?

El sentido de la máscara es que bajo esa máscara puede haber cualquier cara de cualquier cuerpo que quiera empoderarse que esté dispuesto a cuestionar el poder. Creo que la cara es algo que nos identifica en todo sentido que le quita la fuerza neutral a este tipo de acciones, aunque no siempre la uso, muchas veces realizo acciones puramente poéticas donde el componente político es menos visible no la utilizo y hasta me molestaría, También hay momentos durante la misma acción en los que primero so máscara y después me la quito y al revés, muchas veces cuando trabajo en la calle según a la hora que pase el espectador verá un momento diferente un momento en el cual soy yo y otro en el que soy todos. He regalado varias máscaras a quienes he pensado que tienen actitud.

 

5- ¿Qué entendés por perfomance y su relación con el arte contemporáneo y las nuevas expresiones artísticas? 

A mi parecer la performance es la posibilidad de activar la memoria de los cuerpos y la potencia de los espacios, es parte de la gimnasia de preguntarnos sobre cómo habitamos el mundo, ahora en este tiempo que nos toca vivir. Cómo aprendimos a habitar el mundo. Fuimos normados queremos hacer al respecto. Es también lo que olvidamos con la cabeza y que el cuerpo sigue recordando, queramos oírlo o no. La performance ha sido parte de los movimientos feministas, de derechos humanos, etc desde el principio. La performance no solo es política ósea personal, sino que es poética ya que implica elementos de la propia metodología del arte que constituyen el punto de fuga necesario para separarse de la enajenación que plantea el sistema. Su relación con el arte contemporáneo puede ser que los dos coinciden en las preguntas sobre el ser contemporáneo, sobre su deseo atravesado por la vigilancia y el capitalismo.

 

6. ¿Cuál es el vínculo con el cuerpo y su diferencia como otras expresiones artísticas q lo utilizan como la danza o el teatro? 

No hay un solo vínculo con el cuerpo ya la búsqueda de estos cuerpos es descubrir un vínculo particular con el cuerpo propio y su singularidad. Así como también como el vínculo particular con los objetos el tiempo y espacio, lo particular del espacio es su especificidad. Lo particular en la dimensión performática es puesto en cuestión durante una operación de performance, para fortalecer decisiones político afectivas en el día a día, la performance sirve muchísimo, muchas veces la siento al arte de acción como una especie de laboratorio móvil. Este encadenamiento de cuestiones se basa principalmente la búsqueda del cuerpo que reflexiona poéticamente sobre las normativas y el ordenamiento en el que nos encontramos funcionando. Un cuerpo que se presenta. No un cuerpo representado  y el caso de hacer performance dentro del ámbito teatral o de la danza el actor o bailarín deberán preguntarse sobre lo que su cuerpo como bailarín representa, y la pregunta fundamental es ¿qué pasaría si me pregunto sobre la norma, sobre el espacio teatral, cómo lo respondería? ¿Qué es lo que dice este cuerpo de cuerpos ordenados al cuál pertenezco? Y esto no es privativo en el ámbito de las artes, hay “performanceros” que vienen de la teoría crítica, o de las ciencias políticas, o en ámbitos no tan formales como los de militancia feminista, la performance ocupa el lugar de la pregunta, ¿por qué yo así acá, ahora? ¿para qué, cómo?, recordar, señalar, palabras performativas.

 

7.  ¿Cómo relacionás la perfomance con los distintos tipos de violencias – sea contra las mujeres, familiar, institucional, burocrática, mediática – en una época decaída de la palabra con tendencia al narcicismo marcado por el discurso capitalista?

Simple, la performance dentro de un caso de violencia, es la violencia misma, la forma en la se instrumentan en los sujetos, los roles, la expectativas de un rendimiento, de una productividad, etc. Estas cuestiones suponen en general una violencia para para ordenarlos, por ejemplo el caso de la discusión sobre la propuesta por parte del estado cuando quiere bajar la edad de imputabilidad de 16 a 14 años, en lugar de invertir en procesos de recuperación social sin una respuesta carcelaria y por lógica violenta. O como el caso de las megamineras instalándose en grandes cuerpos como Jachal en la provincia de San Juan, el agua envenenada gente con leucemia. La violencia es una estructura, para funcionar debe contar con los elementos necesarios y sobre todo operar en nosotros, que seamos la violencia, pero siempre se puede resistir, repensar elegir aunque sea un poco. Y qué funcionamiento tan violento es el capitalismo que ha coptado el deseo, en definitiva hasta nuestra propia identidad. Y en este contexto está para algunos la respuesta desde la performance, que identifica estas preguntas en la realidad, en los diarios en las charlas con otros, osea en lo afectivo. Pienso que es importante investigar nuestro deseo, porque ahí es donde se instala el capitalismo, preguntarlese ¿por qué así, o por qué eso? Puede parecer abstracto pero con eso basta para que estas simples preguntas se transformen en práctica y herramienta. Luego hay que ver que se hace con la evidencia, no siempre el resultado es digerible y o remontable, hay que estar preparado para utilizar esta energía, hay que reinventarse en ese proceso algunas cosas cambian de sentido y viene la crisis que puede que invadir varios planos para esto también hay que estar preparado para no ocultar, para que se haga presente lo crítico y podamos dialogar con esta presencia hija de las preguntas.

 

 

 

 

INTI PUJOL

Nací en Mendoza en 1978, durante la última dictadura militar. Me dedico a la experimentación e investigación en artes, fundamentalmente al arte sociológico y al arte de acción en el eje cuerpo/política.

Mi trabajo ha formado parte de festivales y muestras en diversos países del continente americano.

 

Mas información en: www.boladenieve.org.ar/artista/5395/pujol-inti