«CONVERSACIONES CON EL OTRO»
por Pía Fracchia

«Escribir es usar la palabra como carnada,

para pescar lo que no es palabra.»

Clarice Lispector.

Este año renovamos la apuesta con un segundo número del boletín digital del IOM2-CID Mendoza: “Conversaciones con el Otro”. Letras, historias, textos, videos, palabras, relatos, imágenes, trazos, que irán acompañando el trabajo de nuestra comunidad analítica durante el año 2019 al compás de “La contemporaneidad del discurso del analista”; porque nuestra labor como practicantes del psicoanálisis no sólo se trata de saber escuchar y bien decir, sino también de saber leer y escribir.  

Decir “al compás de la contemporaneidad del discurso del analista” implica preguntarnos, por un lado, por la cuestión de la posición del analista tanto en relación a la clínica como a la política, y por el otro, nos remite al término hoy. Entonces, podríamos hacer la siguiente pregunta ¿qué posición conviene al analista para estar a la altura de la época y poder operar ahí?

Frente a múltiples discursos actuales que empujan a un saber totalizante y uniformizante, podemos pensar el discurso del analista como modo de dar lugar a otra cosa; lugar a esa verdad siempre a medias, lugar a esa verdad mentirosa que son las ficciones con las que cada sujeto se arma su propia vida, y lugar a la singularidad del real, de ese núcleo traumático de cada cual.

Preguntarnos por todo esto, es también preguntarnos por la formación de los analistas. Y sostener esta publicación es un modo de mantener un espacio de conversación e intercambio en la comunidad analítica y con otros, e impulsar la pregunta y saber como efecto, a partir del deseo de cada uno y de la singularidad de cada recorrido.

Deseosos de que, desde aquí, cada uno se anime a intervenir, dejar su huella escrita y a conversar con cada uno de los textos y publicaciones, agujereándolos un poco y dando lugar así a una pisca de nuevos saberes.  

Será entonces un intento de usar la palabra para ir más allá de ella, darle lugar a la marca que permite la escritura, usar la letra como corte y puntuación para pescar algo de lo imposible de la experiencia analítica.

Es fundamental agradecer, en nombre del CID Mza, a los que participan en este segundo boletín y al equipo de publicaciones que con su fecundo e ingenioso trabajo están haciendo que esto sea posible: Lilian Giubetich, Ana Sol Sikic, Lucas Simó, Marcelo Valenti y Martín Bertea.  

¡Adelante!

 

 

Pía Fracchia

No toda: practicante del psicoanálisis; miembro de Acep; responsable local y docente del CID Mendoza-IOM2.
No toda: estudiante; deportista; analizante; madre; amiga; compañera; amante; y apasionada por los distintos modos del arte. Y, ante todo: enérgica y corredora.