Conversaciones con el Hotro: La linterna de los afiebrados
por Charly Rossi

¿Qué habita en el centro externo de cada ser hablante para que haya que construir semejante invento como el Otro? Esta no es una pregunta para contestar en soledad. De la soledad más radical hay que hablar en coro, de a muchos, para que de cada trazo se pueda extraer un rasgo que funcione como índice. En ultima instancia esta es la razón de una Escuela tal como la pensó Jacques Lacan. Si es que el Uno es uno de los nombres de lo real como causa se hace necesario que el psicoanálisis se nutra y descomplete en la intersección con otras disciplinas.

¿Qué voces resuenan? La de la pregunta por la pertinencia de la sexología en su intento de pedagogizar lo impedagogizable del goce sexual. La de la Anti-filosofía de Lacan en su enorme esfuerzo de escribir lo singular. La del joven practicante que intuye que autorizarse de si mismo es un camino oriental de olvidar a los maestros para poder escuchar lo más propio del sufriente. La del artista que sabe de la relación entre Moda y Arte pero no se conforma con ninguna de las dos y las quiere conjugar. La de la Educación que se deja interpelar por la ESI para recordarnos que debajo de cada uniforme hay un misterio multiforme. La que resuena en lo no especularizable de la Iteración. La del investigador que nos recuerda que el lazo familiar es siempre incierto y a construir. La del Director de cine que sabe que la suma de Benjamin más Warhol va camino director a la ironía Borgeana de Pierre Menard autor del quijote.

 

Este número de Conversaciones con el Hotro habla de eso. De cómo nos empecinamos en tomar notas de puño y letra que nunca volveremos a leer porque la regla del palimpsesto es su ilegibilidad. No adelanto nada para que cada uno, en su Unedad (permítanme el neologismo), sepa un poco más de la necesidad, un esfuerzo más!, de recurrir a hotros discursos para que su Chino Básico sea lo suficientemente legible que les permita escribir el witz del final.

 

 

Charly Rossi

Psicoanalista, AE 2020 – 2O23, Miembro de la EOL y de la AMP. Docente del IOM2

Guitarrista insistente, lector fanático de Pascal Quignard, seguidor del Racing Club, responsable del Grupo de Facebook La_Falta_que_Me_Hace y muy de acuerdo y entusiasmado con la expresión “Elevar lo humano a la dignidad del sujeto podría ser una expresión de nuestra ética” de Eve Miller-Rose.