Entre el diálogo y la conversación
por Francisco J. Suarez

Conversaciones con el Otro, ya lo planteó G. Cottino[i], es un nombre enigmático, ¿desde qué lugar leer el nombre de la revista o como interpretarlo? Quizás leer e interpretar sean conceptos solidarios en psicoanálisis, al menos en el nuestro.

Mi lectura: en el dispositivo de presentaciones de enfermos se producen conversaciones con el Otro. Con la asistencia y con el hospital, con el servicio de psiquiatría específicamente. Conversaciones que posibilitan, por medio de la transferencia de trabajo, dar lugar a lo que el psicoanálisis enseña.

Un dispositivo necesario para la formación y transmisión en psicoanálisis, práctica realizada por Lacan a lo largo de toda su enseñanza. Tan necesario como un corazón[ii],así lo dice Miller al hablar sobre el lugar que ocupan las presentaciones de enfermos en las secciones clínicas de la orientación.  Existieron las presentaciones de enfermos de Lacan y hoy las conversaciones clínicas con Miller.

Para que la conversación, como dispositivo de transmisión en las presentaciones de enfermos opere, se requiere de condiciones necesarias.

Sobre lo necesario:

  • Diálogo-Conversación

 

“paradoja crucial para la enseñanza: no se puede enseñar lo que uno sabe”[iii]

El analista es al menos dos en la presentación de enfermos. El que dialoga en un primer momento en posición de analista y el que conversa en posición de enseñante en un segundo momento, será entonces la estructura del discurso analítico e histérico los que permitirán un buen uso del dispositivo.

Según las condiciones del diálogo entre analista y paciente se producirá luego una conversación entre el analista y la asistencia.

Las presentaciones enseñan que el estilo de cada analista marcará el ritmo y el tiempo en sus preguntas e intervenciones posibilitando así un espacio para que el paciente enseñe sobre su modo de tratar el goce. Para esto el analista tendrá que cuidarse de comprender, no estar ubicado en posición de todo saber cómo agente.

A diferencia del diálogo, la conversación como instrumento será posible en un segundo momento, si en la atmosfera de la presentación circula la transferencia de trabajo.

  • Transferencia de Trabajo

“la transferencia de trabajo es una tesis que no atañe a la práctica, clínica, política, sino a su enseñanza y su transmisión”[iv]

Para este segundo momento otra condición necesaria, una que responde a la pregunta de Miller en El banquete de los analistas, ¿a quién invitar al banquete? a otro tipo de banquete, la presentación. Invitar a quienes tengan transferencia con el psicoanálisis, solo así podrá existir la transferencia de trabajo necesaria para la conversación como efecto de la presentación.

Conversación en la cual “se debe huir de lo ya sabido que solo puede ofrecer luchas de erudición”[v], si se consigue cruzar la barrera de lo sabido se establecen las condiciones para transferir trabajo más que resultados, de aquí que Lacan sostuviera que ante todo quería “transmitir un estilo… de trabajo[vi]

  • Amor-Trabajo

“que el saber a cielo abierto no dé lugar al amor sino al trabajo”[vii]

La conversación no solo debe huir de lo ya sabido sino también de lo supuesto (escondido) a lo expuesto (a cielo abierto) la enseñanza debe inducir al trabajo, al deseo de saber como trabajo.

“Que el saber a cielo abierto no dé lugar al amor sino al trabajo marca una diferencia entre la enseñanza y la práctica del psicoanálisis, donde el saber –escondido, supuesto, ignorado- sirve de inducción al amor. En la enseñanza, en cambio, debe inducir al trabajo”

Hacer de cada presentación un espacio propicio para la inducción al trabajo, es un acto político que debe tomarse con responsabilidad por la comunidad analítica que decide poner a funcionar el dispositivo.

[i] Conversaciones con el Otro. Editorial Diciembre 2018.

[ii] Miller. Los inclasificables de la clínica psicoanalítica. Paidós. Pág. 26

[iii]Laurent. ¿Cómo se enseña la clínica? Ed. Cuadernos ICDEBA 13. Pág. 47

[iv]Miller. El banquete de los analistas. Ed. Paidós. Pág. 160

[v] Laurent. ¿Cómo se enseña la clínica? Ed. Cuadernos ICDEBA 13. Pág. 18

[vi]Miller. El banquete de los analistas. Ed. Paidós. Pág. 173

[vii] Miller. El banquete de los analistas. Ed. Paidós.Pág. 192

 

 

 

 

FRANCISCO J. SUAREZ

Lector y admirador de los detectives salvajes.
Practicante del psicoanálisis.
Deporte: squash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *